ORGANIGRAMA

Cáritas Diocesana de Tortosa se rige por los siguientes órganos de gobierno: la Asamblea Diocesana, el Consejo Diocesano y el Equipo Directivo.
La Asamblea Diocesana es el órgano supremo de Cáritas Diocesana. Constituye un espacio de encuentro y comunicación entre todos los que constituyen Cáritas en la Diócesis a través de sus representantes.
El Consejo Diocesano es el órgano ejecutivo de la Asamblea Diocesana y de gestión de las actividades ordinarias de Cáritas.
El Equipo Directivo es el órgano de gobierno ordinario, el primer responsable interno de Cáritas Diocesana de Tortosa con la finalidad de garantizar la identidad, la unidad y la cohesión en la actuación de las personas y en el desarrollo eficaz de las actividades y las obras que la definen. Es el órgano en el cual se estudian, se valoran y se elaboran las decisiones operativas que hay que adoptar.
“La acción de Cáritas en la Diócesis se desarrolla través de las Cáritas parroquiales e interparroquiales”
En la Diócesis de Tortosa hay constituidas 28 Cáritas parroquiales y 5 interparroquiales. A estas les corresponde atender las necesidades que se producen en el ámbito de su comunidad parroquial o interparroquial. Esta ayuda no sólo es de carácter asistencial, sino que intenta, a través de esta asistencia, poner en el centro a la persona y acompañarla desde el máximo respeto para que pueda ser la protagonista de su propio proceso de superación.
También son de vital importancia las Cáritas Arciprestales como lugar de encuentro y de colaboración. Su función es de coordinación, sin que esto reste el protagonismo y la responsabilidad que en la acción social deben tener las Cáritas parroquiales e interparroquiales. La diócesis de Tortosa consta de 7 arciprestados, de los cuales en 6 está presente Cáritas y organizada a este nivel.